EL SONIDO FELIZ

A mi, lo que más me gusta es comprar.  No hay duda. Yo compro lo que necesito, lo que creo que necesito y lo que no necesito. Por ejemplo, yo, que no me maquillo, compro maquillaje cada vez que paso por una tienda por departamentos. Y no puedo ir window shopping. Pa eso mejor no voy.

Don Draper`s sales pitch gets me all the time: “make her think she needs it.”

Para salir de compras, cualquier excusa funciona: celebrar algo, por ser merecido, por estar down… Disfruto comprar para mi y me encanta comprar para los demás.  Y eso que disfrutaba menos, que era comprar regalos, le busqué una solución (aclaración importante, era menos “enjoyable” por no saber qué comprar).  Ahora cuando salgo a comprar un regalo, compro algo para mi, como fee por la gestión.

Es que cuando estoy de compras es como si me tomara una pastillita de contentura. Es como si alguna hormona de felicidad se alborota.  But, BEWARE. Un mal día de compras puede volverse desastroso.  Veruca Salt me queda corta. Fácil que hago una pataleta.  Pregúntenle a Leo, hay un par de crisis históricas. Looking back, can´t help laughing…

Anyways, no hay mejor sonido que ese del verifón, cuando la transacción es aprobada. Ese ES el sonido feliz. PURE JOY! Por diversas razones: i) lo que estas pagando, ya es tuyo…YES! ii) tu tarjeta no esta bloqueada (sobre todo cuando estas de viaje… what a pain tener que notificar el viaje y peor cuando lo notificas y aún así por “seguridad” la bloquean); y iii) había disponibilidad en la tarjeta! Sobre todo cuando eres mala en tus finanzas y la entrega con más miedo que vergüenza- o buena en finanzas, y la entregas porque quien sabe si es tu día de suerte. A ver, sean sinceras, admitan que más de una vez han entregado la tarjeta sabiendo que no tiene disponible, cruzando los dedos para que por error pase. Y el sonido es aún más agradable cuando lo escucho when managing my plastic. Ilustro- Abro la billetera, reviso mis opciones, yo sé que esta mastercard tiene, pero déjame pasar la visa que he estado usando todo el día, por si acaso… vaya sorpresa! Visa aprobada!!! Which meeeaaans… disponibilidad para seguir dándole pa´lla, yupiiii.

Pero hay más. Es que esto de las compras es tan conveniente.  No hay fronteras! Cuando compras on-line, hay un homólogo. Ayayyayaay… cuando te llega ese correito informándote que “your order has been processed”… o mejor aún “shipped”! Oooooooooh.  Can´t hide it. I´m such a fan, I track my packages constantly! Y que me dicen de the wonders de one clic shopping…it can´t get any better. Or can it?

Este próximo párrafo lo escribo –sangrando por la herida-. Cuando yo pensaba que la eficiencia (y economía) habían llegado a su non plus ultra me entero de los invitation only sales… Ay papá! (digo, ay mamá!).  Hago mi research, me suscribo, completo los formularios con el billing info, notifico al banco, me suscribo al mailing list y al  ical (aquí carita de can´t watch)… O sea, surfing these pages was becoming an addiction. Until I decided to proceed with checkout. We´re sorry… y cuando trato de nuevo los pares de zapatos ya estaban en el carrito de otro miembro.  Let me cut to the chase… NUNCA he podido comprar en estas páginas. Y he llamado, y tengo billing address en US y tengo mailing address, no P.O. Box… cumplo con todos los requisitos, pero not possible.  Que frustración!

In the meantime, el sonido feliz, keeps me smiling.

My two pence worth:

  1. Antes de ir en un shopping spree,  haz una lista de lo que necesitas, pero aclara a tu compañero que la lista no es limitativa. Hay cosas que pueden surgir.
  2. When travelling, viaja con el espacio que vas a necesitar y un duffle bag dentro del equipaje.
  3. Visita los “supermarket” stores. Esas tiendas que no necesariamente son avant garde, pero son safe (camisas blancas, tshirts, etc..) y quien sabe, podrías hasta encontrar cosas interesantes.
  4. Yo cuento con tiempo limitado para dedicar a las compras, así que antes de salir a comprar repaso todas las tiendas por internet para ver donde hay cosas que valen la pena. Así eres más eficiente in situ.
  5. Aquello que puedas comprar on-line, cómpralo. En internet las tiendas tienen más opciones (.com only). Sobre todo ropa de bebe, de embarazo.
  6. Si estas comprando en ciudad (vs mall). La ruta es de una vía, así que compra lo que te gusta en ese momento. No sabes si volverás a pasar por ese lugar de nuevo.
  7. Si te vas a medir ropa, trata de ir en zapatos altos.
  8. Usa la tarjeta que te da millas lo más que puedas (asegúrate de que queden dirigidas a tu cuenta de advantage).
  9. Ve con mochilita, así tienes ambas manos libres.
Comments
5 Responses to “EL SONIDO FELIZ”
  1. patricia losada says:

    hahahah!!!! te veo la carita y todo cuando sale el papelito de la maquina……Ta muy chulo!!!!

  2. Wendy Báez says:

    Que fuera de nosotras sin ese sonido feliz. Está muy chulo…..

  3. Ana Taveras says:

    Wow, realista… Aunque no es menos cierto que dicho sonido feliz, jejejeje se abrevia cuando llega el estado de cuenta….jejejejeje

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: