The blog within (9) gets invaded by 9 months

stockvault-metallic-ruler103716

En este martes, anterior al día de las madres, the blog within queda invadido por un post categorizado bajo “motherhood”:

9 Months.

Nueve meses. Literalmente. One month short for 40 weeks. No estoy embarazada, pero he decidido compartir mi experiencia.

Voy al laboratorio. Me preguntan, cuantitativa o cualitativa? Ni idea… la más full, pienso… Respiro profundo porque no me gusta que me puyen. Fuí sola. No tenía más opción que ser valiente… so, when the dog bites, when the bee stings, when I´m feeling sad (in this case terrified) I simply remember my favorite things and then I don´t feel soooo bad. Speaking of my favorite things… definitivamente hay material ahí para un par de posts.  Me puyan, me soban, me dan algodonsito para oler y me entregan mi papelito para poder chequiar on-line… my golden ticket!

Esa madrugada me despierto al baño y me conecto a la página del laboratorio con el celular. Veo unos rangos, nada que dijera positivo y pienso… será para la próxima. Me acuesto y le digo a Leo al oído: negativo. Me duermo… al rato me despierto… carajo, no! Es positivo… I smile to myself. Me voy al baño de nuevo y chequeo. Efectivamente, positivo. Esta vez, no despierto a Leo, mejor le doy la buena noticia cuando amanezca. My golden ticket indeed!!!

Tempranito llamo al doctor: Doc! Creo que estoy embarazada! “A ver, los rangos por favor… hmm… pues llama a la oficina para que te abra un expediente de embarazada y que te entreguen el listado de pruebas.” Pero doctor..?! Eso significa que sí!? … No nos apresuremos, mañana esos números deben haberse duplicado…

I´ll cut you some slack…después de muchas puyas,  progesterona conmigo (incluyendo puya).  Bien lo dijo el doctor, no hagas tantos planes, no tendrás ganas de nada. Malestares hasta las dieciséis semanas!!! No podía pararme…  De la cama al sofá, al baño, al sofá, a la cama, ponchera en mano. Morning sickness round the clock.  Los olores no los aguantaba. Recogí todos los potes del baño, todos. Funda negra con ellos. Cada dos días debían tratar un detergente nuevo… y el café (aquella tasa sagrada de la mañana?!)  Yuck! Fue horrible. Absolutamente nada que me hiciera sentir mejor (jugo de caña y paletas de frambuesa de Bon… la realidad es que no me hacían sentir mejor, pero me amortiguaban un chin el sabor a metal- que duró todo el embarazo, por cierto).

Finalmente llega la semana 17 (tanta gente que me decía que eso era hasta las 12 semanas), cuando ya me voy sintiendo mejor… I started to morph… Cintura, que es eso? Y esa panzita cervezera, Plop!… Lo grande es que uno se pone “mono” y empieza a usar las ropitas de embarazada… que fatal. Y se le nota la confusión en la cara a la gente cuando te ve, está embarazada o es saludable (gorda) que está?  Ah! Y el daño causado por la progesterona, irreversible. Me llene de bolitas, espinitas, ñañaritas… y como estaba preggers, no había mucho que la dermatóloga pudiera hacer.

A los 5 meses, combinado con unas migrañas y sueño a deshora, esa barriga dijo voy pa lla. Finally looking prego. Cintillos y collares para tratar de atraer atención a otra cosa que no fuera mi naríz rojita.

Todo en orden hasta que a las 28 semanas (después de 8 tubos en pruebas) y la curva –extended version- me detectaron diabetes gestacional. Para los que no les ha tocado, la curva es desagradable y desesperante, consiste en sacarte sangre cada 30 mins, después de beberte un juguito especial… y te tienes que quedar ahí en el lab… esperando las 3 horas. Anyways, eso concluyó en que debía medicarme antes de comer (o después, ahora no recuerdo) y medirme la sangre 3 veces al día.  Puyarme yo mismita…

Muchas noches se me enconjia el músculo de la batata… jjajaj que desesperación. Amanecía tupida, nose bleeding… y/o gum bleeding (te digo, text book material).  Pero, other than that, me sentia full! Con todas las pilas del mundo… y me cojío con que no era minusválida, así que no aceptaba ninguna de las atenciones para con las encita.

Fui dejando de producir líquido amniótico, que combinado con la metaformina (lo de la azúcar) hacia imperativo hacerme un perfil biofísico semanal.  Con los resultados de una de esas, me dejaron en reposo, sin baby shower.

No hay peor cosa que sentirse bien y tener que estar acostada. Los días eran eternos. Tenía al pobre Leo y al Doc locos. Para matar el aburrimiento, el Doc me mandó a contra las pataditas… en eso estuve 45 minutos y lo llamé desesperada…no podía estar en eso. No quería leer y la tele me tenía cansada.

Faltando 2 días para las 36 semanas, me hicieron cesaria de emergencia.

A Dios gracias, Rodrigo está con nosotros en el día de hoy. Fue un proceso de gestación tedioso y largo (bueno, menos largo que el regular), pero con un final feliz. En este martes, doy las gracias por ese regalo tan especial que Dios nos dio (aunque ahora tiene 30 minutos gritando!)

My two cents:

  1. DO NOT read What to expect when you are expecting.
  2. Dicen que no todos los embarazos son iguales. Suerte.
  3. Los malestares NO se olvidan.
  4. El “glow” ese de que hablan… eso es mentira. Ningún glow. Uno está feo.  Y las mujeres que modelan para a pea in the pod no están embarazadas na! No te dejes engañar
  5. La mejor adquisición: crema de cacao y los tummy tubes.
  6. Se conciente con otras embarazadas. Es muy incómodo que todo el mundo alrededor esté el nivel de alcohol alto, riéndose de disparates y uno “jalando aire.”
  7. Se una paciente obediente. El Doc sabe lo que está haciendo.
  8. Aunque te sientas con pilas. Relax. Guarda energía.
  9. There is such thing as baby blues- perhaps me anime a escribir sobre eso algún día.
  10. Conoces la leche league?
Comments
5 Responses to “The blog within (9) gets invaded by 9 months”
  1. Laura S. says:

    La “amiga de Leoneeeelll” sería tu mejor amiga! jajajaja

    • Ivette says:

      Sorry, pero yo no estoy de acuerdo, Rebe. Después de tres embarazos, y de tres partos por cesárea debo decir que realmente, ningún embarazo es igual pero que sí puedes estar linda mientras estás embarazada. Mi consejo: dejarse mimar y hacer tooodo. Al final, embarazada se está pocas veces en la vida y que te lo hagan todo es algo que no se ve todos los días.
      Espero que tu segunda experiencia sea un poco menos trájica! Jejej. Besitos!

    • bueeeno, si ella supiera lo que la recuerdo!

  2. Ana Taveras says:

    Buenhh la verdad es que así es, cada embarazo todo indica es particular, pero sin lugar a dudas una bendición… Como bien dices, damos gracias por Rodrigo hoy, manana y siempre. Amiga, lo bueno es que yo me imaginaba tu rostro mientras leia y ni que risaaa…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: