Las cartas de Mamá

stockvault-chicks112652

Mamá nos pedía que cada uno le escribiera y le leyera, en vivo, una carta el día de las madres. Ese era el regalo que ella quería. Cartica esa que me daba lucha.  Negociaba hasta el último minuto, con la esperanza de que algún regalito me pudiera “salvar”… llegue hasta a amenazar a una de mis hermanas para que pusiera mi nombre al final.  Primero, por que soy un poco seca, no añoño mucho y segundo por que con sólo empezar con el Querida Mamá, ya ella estaba llorando… entonces no entendía el punto… y además eso es como medio difícil para los que aparentamos que no lloramos, como yo.

Todos los años lo mismo y yo sin poder entender por qué razón una persona quería que le leyeran una carta para ponerse a llorar. La realidad es que nunca le he preguntado a mamá su gran deseo de escuchar esas cartas el día de las madres, pero estoy llegando a mis propias conclusiones.   Es que definitivamente ser mamá es el oficio más complejo al cual me he enfrentado.  Y la verdad es que no se nos entrega “report card” de como nos va… uno va comparándose con otras madres y lacerándose.  Y  los hijos, nuestros clientes de primera mano, optan por no llenar una encuesta de satisfacción (y tengo amigas que dirían que prefieren que no la llenen por que son bastantes exigentes).

Pues si, toda la vida he sido muy respetuosa de mi madre y le he agradecido siempre (salvo algunas que otras pataletas…), pero luego de ser madre es cuando he aprendido a valorar la mayoría de las cosas (y lo que falta!).

Mamá dio a luz, de parto natural, a cuatro hijos en escalerita. Es decir, Mamá estuvo embarazada por 10 años consecutivos, lo que se traduce en que hubo pañales, biberones, bultos, tardes de espera en el pediatra y malas noches por mucho más de una década.

Mamá es una verdadera multitasker y en este día, les cuento de algunas  (solo algunas) de sus funciones (multiplicado por cuatro):

Manager: Los lunes y miércoles, tennis, martes y jueves, pintura, combinado con piano, francés (allá abajo en la alianza), ballet y actividades sociales. Esto incluía compra de materiales, gear y regalos.

Cheerleader: Mi mayor fan…siempre segurísima de que yo podía hacer lo que me propusiera y cuando me sentía dudosa me daba ese último empujoncito, cantándome la canción de Eeyore- Never say no, never say can´t, never say I won´t try… just say yes I can!

Estilista: En las noches me desenredaba mi melena… y decidía por mi lo que me pondría y el peinado. Y me cambiaba y me peinaba.  De vez en cuando amenazaba con pelarme… y una vez la deje… ouch.

Modista: En una época, nos bordo vestidos. Recuerdo ese día particular donde nos vistió a todas iguales, con vestidos hecho por ella, en escalerita y cada una con su color, incluyendo matching panty hoses. En ese cumple se nos enlodaron hasta los panties. Nada más hicimos llegar y ella con su panzón de 9 meses los lavo a mano en la bañera. Del tiro parió.

Educadora:  Esta palabra se describe por si sola, pero debo highlight que mamá me enseño a poner acentos… al menos los de las palabras terminadas en –ción. Me enseño que va “h” antes de las palabras terminadas en ada, ido…

Chofer: Cuantos tumbos dio. Wow! Y tuvo que cambiar su “nave” por una van para acomodarnos a nosostros y nuestras amistades…

Asistente: Recordaba todos los cumpleaños, compraba los regalos, las cartulinas para las tareas…

Detective: Siempre hurgando, para descubrir los amores.

Mamá gallina:  Aunque hacía un esfuerzo por que fuésemos independientes, que no tuviéramos miedo de hablar y expresarnos, siempre fuimos sus pollitos.  Esa señora se tomo mi candidatura a vicepresidencia del consejo estudiantil como si hubiesen sido elecciones estatales (y yo con tan solo 9 años)… y como olvidar aquel día en alguna discusión con relación a los fondos de la promoción del cole, que gritó desde el fondo del salón: Esa es mi hija y yo la apoyo!

Además de todo: enfermera, doctora, psicóloga, evangelizadora, chef, lavandera, guardiana, niñera, mecánica, guía turística, encargada de permisos (aunque aquí teníamos grandes diferencias), dictadora, amiga, compañera, reloj despertador, abuela… la lista podría seguir indeterminablemente.

Mamá: Gracias por dedicarme los mejores año de tu vida. Por ser ejemplo de amor y por ser modelo de lo que se requiere para ser una super mama.

A las demás madres, muchas felicidades en su día!

Demos sin esperar nada a cambio y espero que su carta les llegue antes de que sus hijos cumplan 30.

Cheers!

 

Comments
3 Responses to “Las cartas de Mamá”
  1. Laura S. says:

    Bello! Happy mothers day a todas!

  2. Josefina Mateo says:

    Que emoción me dio al leer sobre las cartas de Mama. Sin duda alguna me llevaron a ver con los ojos del corazón a mi hermanita, que tanto ayer como hoy sigue siendo una Super Especial Mamá, Abuela, Hermana, Hija, Esposa, Suegra y Tia. Felicidades Rebeca por esa Madre que Dios te regaló!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: